domingo, 4 de marzo de 2018

Mi quiche

El 13 de diciembre de 2011, Victoria, en el blog que por entonces empezaba: Casquería de tercera,  publicó una receta de Quiche Lorraine y yo al día siguiente le escribí un comentario en el que dije que tenía una receta de quiche aún más sencilla que la suya, una quiche sin necesidad de hacer o tener masa comprada.
Tengo desde entonces pendiente el escribir sobre mi receta y hoy por fin me he decidido.
Los ingredientes se encuentran casi en todas las casas sin tener que salir a comprar, se hace rápidamente y siempre sale buena.
Ingredientes:
3 huevos
80 g de harina
1 cucharada de aceite de oliva
¼ de l de leche
8 g de levadura en polvo (o sea, medio sobre de levadura Royal)
1 barquilla de 200 g de bacón a trocitos
200 g de queso mozzarella rallado
Sal, pimienta y mantequilla para untar el molde.
Precalentamos el horno a 180 ºC y mientras el horno alcanuza la temperatura deseada, batimos los huevos, se añade sal y pimienta al gusto, la cucharada de aceite, la leche; después a la mezcla liquida se agrega la harina, la levadura, el bacon y el queso. Yo utilizo una varilla de batir, no hace falta batidora eléctrica.
Se vierte la mezcla en el molde y se mete en el horno. En 30 minutos, la quiche está lista. Dejamos enfriar un momento antes de desmoldar y a comer, templada o fría.
Se puede hacer sustituyendo el bacon por otros ingredientes, de hecho hago más veces la versión vegetariana, unas veces con espinacas, o con puerros, o champiñones, cebolla, espárragos, lo que se os ocurra (en todos estos casos conviene antes rehogar las verduras;  también se puede hacer en versión dulce, con fruta, eliminando la sal y la pimienta, añadiendo si se quiere un poco de azúcar; la de manzana rallada, está buenísima).
Y así de sencilla es esta quiche sin masa, cuesta más escribir la receta que hacerla.
No hace falta ser ni experto ni atrevido para hacer un plato tan bueno y que nos puede sacar de más de un apuro. 

jueves, 22 de febrero de 2018

Dr. Forges

Mi pequeño homenaje a un humorista genial. 
No voy a ponerme a escribir sobre Forges, se ha escrito casi todo. Me voy a limitar a mostrar algunas de sus viñetas que tuve enmarcadas y colgadas en mi despacho de Jefe de Servicio de un hospital de la sanidad pública a la que tan bien retrató.
                                         



domingo, 24 de diciembre de 2017

Natividad robada

En los viajes que hago durante el año, procuro fotografiar alguna obra de arte que me sirva para hacer la felicitación de Navidad a mis amigos.
En Septiembre viajé a Sicilia y de entre las fotos que tomé, he elegido una Natividad en mosaico bizantino de la iglesia de Santa María dell' Ammiraglio más conocida como La Martorana, una iglesia alzada en el siglo XII en estilo árabe-normando, tan peculiar de la ciudad de Palermo.
Pero me hubiera gustado fotografiar una obra de Michelangelo Merisi, Caravaggio: La Natividad con San Francisco y San Lorenzo, pero eso es imposible, y ahora os contaré porqué quería tomar esa foto y porqué no es posible contemplar ese cuadro.
Cuando Lucia tenía 12 años fuimos a Italia y quiso conocer algunas obras de arte que había estudiado; por ella  fuimos en Florencia a la Capilla de los Médicis y en Roma fuimos a ver varias pinturas de Caravaggio. Desde que vi “en vivo y en directo” las obras de Caravaggio quedé impresionada.

La Natividad con San Lorenzo y San Agustín, es un óleo sobre lienzo de 268 x 197 cm, que Caravaggio pintó en 1600 y que gracias a una restauración que se realizó en 1951  sus condiciones de conservación eran casi perfectas.

El imponente cuadro estaba  en el retablo del oratorio de San Lorenzo de Palermo hasta que fue robado.
Era el día 17 de octubre de 1969,  noche cerrada, llovía a cántaros, en las calles de Palermo no había un alma,  la capilla de San Lorenzo estaba abierta como era habitual, entraron unos ladrones y con un simple cúter se hicieron con el lienzo. A la mañana siguiente el retablo apareció vacío. El cuadro había sido robado probablemente por el crimen organizado, la “Cosa Nostra” siciliana.
Así empezó una historia increíble, lejos de encubrir su responsabilidad en el hurto, todos los capos mafiosos querían atribuirse la hazaña.
Durante el Maxi Processo de Palermo, salieron tantas versiones sobre el robo del cuadro, como mafiosos fueron preguntados por él.
Luciano Leggio, “Lucianeddu”, de la mafia de Corleone, contó a los investigadores, que él lo había robado, como demostración del poder que ejercía y lo había dado para comer a los cerdos de su granja
El mafioso arrepentido Marino Mannoia, en 1996, se confesó como autor del hurto. En el proceso judicial abierto al ex primer ministro Giulio Andreotti, Mannoia contó que él mismo y otros mafiosos sacaron el lienzo de la capilla de San Lorenzo, cortándolo con una cuchilla de afeitar, lo doblaron para transportarlo y la lluvia que caía estropeo  la pintura,  y les resultó imposible la venta a la persona que estaba interesada en su adquisición y la acabaron destruyendo. Los carabinieri posteriormente comprobaron que la obra a la que se refería Mannoia era otra.
También dijeron que Totó Riina exponía el Caravaggio en las reuniones con otros mafiosos, presidiendo la estancia.
Pippo Caló, del clan de los corleoneses en Roma, aseguró en el juicio que el cuadro había sido dividido en cuatro partes y cada una la tenía uno de los miembros de una familia mafiosa y que el robo había sido encargado por dos mafiosos, Gaetano Badalamenti y Stefano Bontate.
Bernardo Provenzano dijo que el cuadro había quedado sepultado bajo las ruinas, tras el terremoto de 1984 en el golfo de Patti, cerca de Messina. Otra versión más, dijo que el cuadro se usaba como alfombra.
Giovanni Brusca, aseguró que la mafia había intentado negociar con el Gobierno italiano la devolución del Caravaggio, a cambio de la flexibilización de las leyes especiales contra la mafia, aprobadas tras el asesinato de los jueces Falcone y Borsellino en 1992.
Es todo un misterio, ¿se ha perdido el cuadro? prefiero creer que no, y que un día  reaparecerá con toda su belleza. El FBI lo tiene en su lista de las obras de arte más buscadas.
Desde 2010, en la epoca de Adviento, la asociación de Amigos de los Museos Sicilianos, propietarios del oratorio, presentan la muestra "Next" para conmemorar el robo; se exponen obras que, de alguna manera, se inspiran en  La Natividad, y representa también las diferentes versiones que se dieron sobre el paradero del cuadro. Y después, la noche del 17 de octubre, entran  varios al Oratorio, junto con el artista de la obra de ese año, y como performance, a oscuras y con linternas  se autorroban el cuadro. Este año celebran la VIII edición y la obra es del artista Alessandro Bazan.
El día 13 de diciembre de 2015, festividad de santa Lucia, en un acto presidido por el palermitano Sergio Mattarella, presidente de la República italiana, el oratorio de San Lorenzo,  recuperó en forma de copia digital su "Natividad con San Francisco y San Lorenzo". La reproducción fue realizada por el laboratorio madrileño "Factum Arte"; Gabriel Scarpa, responsable de la restauración digital del proyecto, únicamente contó como “modelo” con una fotografía de Enzo Brai que fue tomada en 1968, un año antes del robo. El resultado es extraordinario. Realmente parece un lienzo pintado por la mano de Caravaggio. La cultura y la tecnología se han conjugado en esta ocasión de una forma maravillosa.

Después de este breve resumen de la historia del cuadro de Caravaggio ya conocéis porque es imposible hacerle una foto.

No quería dejar de publicar una entrada en el blog hoy, día de Nochebuena, y aprovechar la ocasión para desearos a todos los que me leéis una 
Feliz Navidad.

martes, 14 de noviembre de 2017

El Tió de Nadal

Anoche ví  'Danielle', el cortometraje de Alejandro Amenábar que este año anuncia la Lotería de Navidad. No voy a hablar del corto pero me sirve para introducir lo que os voy a contar. En una de las escenas en la casa de Daniel (el protagonista masculino), se puede ver como artículo de decoración un Tió de Nadal. Para muchos pasará desapercibido porque no saben que es el Tió. Amenábar ha hecho un guiño a los catalanes a pesar de que ambienta su historia en Madrid.
Lo catalán está tristemente de moda. Yo creo que algunos se han equivocado y por decirlo con una expresión vulgar: "la han cagado". Y tal vez no tendría que extrañarme tanto, dada la afición del catalán por la escatología.
La palabra escatología tiene dos significados muy diferentes, se puede referir a todo lo relacionado con el más allá, (pero no es el caso) y también se refiere a lo relacionado con los excrementos.
Llama la atención la soltura con la que los catalanes en muchas frases hechas, mencionan la caca. Aquí os dejo algunas de estas expresiones con su traducción y significado:
- Ets un mitja-merda.
Eres un media-mierda.
Eres un cobarde.
- Allà on caga, deixa la merda.
Allá donde caga, deja la mierda.
Esa persona es desordenada.
- És més vell que el cagar ajupit.
Es más viejo que cagar agachado.
Algo muy viejo o muy conocido.
- Són cul i merda.
Son culo y mierda.
Son inseparables.
Y también hay caca en las tradiciones navideñas catalanas: el conocido Caganer y el menos conocido Tió de Nadal.
Y para los que no conocen está costumbre, brevemente la explico:
El Tió es un tronco decorado en uno de los extremos con una barretina y una carita sonriente. 
Los niños, al empezar el Adviento, lo alimentan y tapan con una manta para que no pase frío. En la Nochebuena, lo golpean mientras cantan:
"Caga tió
ametlles i torró
si no vols cagar
et donaré un colp de bastó
Caga tió!......."
Entonces el tronco defeca regalos y dulces por debajo de la manta.

Ahora, cuando veáis el anunció de Lotería Nacional, veréis el Tió, creo que para los que no conocen esta tradición puede pasar desapercibido.
Por cierto, no sé que se verá en el anuncio, pero a mí no me ha gustado el cortometraje.
* Fotograma del cortometraje.
** Puesto de la Feria de Santa Lucia en Barcelona.

sábado, 24 de junio de 2017

San Juan del Hospital

San Juan del Hospital, la iglesia más antigua de Valencia después de la Reconquista, fue fundada en 1238 por la Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, sobre terrenos cedidos por el rey Jaime I, como recompensa por la ayuda prestada en la conquista de la ciudad.  Pero ahora se cumplen solo 50 años de su reapertura al culto. A pesar de ser una joya arquitectónica, estuvo a punto de ser demolida tras años y años de saqueo y degradación. Llegó a ser cine, bar, sastrería y taller de imprenta del periódico Las Provincias; parroquia sin feligresía, sirvió de sepultura  a la Emperatriz Constanza de Grecia y fue cuartel a las tropas inglesas que estuvieron en Valencia durante la guerra de Sucesión. En el año 1967 el arzobispado lo confió a la Prelatura del Opus Dei.
Coincidiendo con la festividad de San Juan, el 24 de junio se abrió al culto el templo. El Opus Dei ha realizado una restauración fantástica y el conjunto actual es una joya admirable.
Sobre El conjunto de San Juan del Hospital hay abundante información en la Internet  y si he decidido escribir este post, no es para repetir el contenido de la Wikipedia o de la Web de San Juan del Hospital, es para comentar algo que me llamó poderosamente la atención cuando empecé a interesarme por este magnífico monumento, en su patio, en 1706,  se celebró en Valencia el primer combate de boxeo. Como he comentado antes, las tropas inglesas bajo el mando del almirante inglés Lord Peterborough, acudieron en apoyo de los partidarios del Archiduque Carlos de Austria  en la Guerra de Sucesión; fijaron sus cuarteles en la iglesia  de San Juan del Hospital, y en sus ratos libres hacían deporte y entre los más practicados estaba el “boxing” muy conocido y practicado en Inglaterra.

Si visitas Valencia o vives en ella, no dejes de visitar San Juan del Hospital. 

miércoles, 21 de junio de 2017



 Ahora en verano, tengo muchas cosas de las que ocuparme, disfrutar de la compañía de mis nietos cuando vengan, de la playa, de mi casa y mi jardín, de leer tumbada en la hamaca y tengo que ocuparme de cuidar mis verduras. Por todo ello voy a dedicar menos tiempo al blog y a la Internet.
Hasta la vuelta del verano. Pasadlo muy bien.

martes, 13 de junio de 2017

Francisco Tárrega y el tono Nokia

Entre mis muchas aficiones, se encuentra la fotografía, afición que practico desde hace mucho tiempo, cuando era impensable la evolución que esta técnica y arte iba a tener.  Aún recuerdo la compra de carretes, el “racionamiento” de la toma de fotos en un viaje, luego había que revelarlas y pasarlas a papel…. ¡Cuantos recuerdos!
La primera cámara digital, desarrollada por Kodak  en 1975 supuso un gran cambio para todos y por supuesto para mí. No hace falta que os explique el motivo, solo comentar a modo de ejemplo, que en mi viaje a Japón hice más de 2.000 fotos en 12 días.
Es fantástica la fotografía digital por muchas razones, pero tiene un pequeño o gran problema, el visionado de las imágenes, ”no puede ser en cualquier lugar”  como en la era de la fotografía convencional, en papel las podían ver todos. ¿Y quién aguanta el pase de cientos de fotografías delante de una pantalla?
Una de las formas originales, atractivas  y cómodas de disfrutar de una colección de fotos digitales es crear con ellas una presentación con música o relatos, que luego se puede grabar en un DVD y ver en casa, felizmente sentado en el sillón y se pueden compartir con la familia y los amigos.
No es mi propósito desgranar las ventajas e inconvenientes de la fotografía digital, solo pretendo justificar porque me gusta tanto hacer presentaciones con las fotos y los vídeos que tomo. Tampoco voy a comentar las grandes posibilidades que ofrece el retoque digital con aplicaciones tan potentes como el PhotoShop.
Hay herramientas para crear presentaciones muy atractivas con las fotos y vídeos y la edición de vídeo se ha incorporado a la lista de mis múltiples aficiones.
Y toda esta introducción, muy larga por cierto, es para contar un descubrimiento que hice hace muy poco, algo conocido tal vez por muchos pero que como yo, creo que ignoran también otros tantos.
Con las fotos y los vídeos tanto de mis viajes como de mis nietos, hago clips de película que por los elogios que he recibido de los que los ven, me quedan muy bien, y son un gran recuerdo. 
Estaba haciendo “una película” con las fotos y vídeos de cuando mis nietos estuvieron en mayo, una semana en Valencia, y para la banda sonora utilicé música de Tárrega. Cuando estaba previsualizando el trabajo me pareció escuchar el tono que tenía mi primer teléfono móvil, un Nokia.
Acudí a Google y allí estaba la explicación: efectivamente se trataba del Tono Nokia.

La melodía Nokia, el Nokia tune en inglés, era el tono de llamada preestablecido de los  móviles de Nokia. Apareció por primera vez en 1994 en el modelo de Nokia 2110.

Se trata de unas notas de guitarra que corresponden a los compases 13-16 del Gran Vals de Francisco Tárrega. Se calculó que la melodía era escuchada en el mundo por casi 2.000 millones de veces por día.
Puede resultar curioso que muchos de los que conocemos la música de Tárrega, desconociéramos el Tono Nokia y que los jóvenes que conocen el Tono Nokia, desconozcan a Tárrega, un compositor y guitarrista natural de Villareal (Castellón).